CURIOSIDADES SOBRE EL ‘ORO LÍQUIDO’

almenara aceites

Todos hemos oído hablar de sus propiedades beneficiosas para nuestro organismo; de su importancia como producto imprescindible dentro de la aplaudida y saludable dieta mediterránea, y por supuesto, de su inigualable sabor. Sin embargo, el aceite de oliva suele ‘despertar’ entre los consumidores una serie de preguntas recurrentes a las que hoy queremos dar respuesta.

-¿De qué color es un buen aceite de oliva virgen extra?

El color no nos indica nada acerca de la calidad ni el sabor del aceite de oliva, por lo que éste no debería escogerse en función de su tonalidad. El color de los aceites de oliva virgen extra o virgen varía en función del tipo de aceituna y su grado de maduración.

-¿Cómo debe conservarse el aceite de oliva?

El aceite de oliva, sobre todo el virgen extra (que es el que tiene unos atributos de sabor y aroma más excepcionales) debe mantenerse alejado de la luz y el calor.

-¿Por qué no todos los aceites de oliva saben igual?

Al tratarse de un zumo de aceituna, su sabor depende de las características propias del fruto. Éstas varían en función del tipo de aceituna (picual, hojiblanca, cornicabra…), el lugar de cultivo y la cosecha de ese año concreto.

-El amargor en los aceites de oliva, ¿es malo?

En absoluto. El amargor es una característica de las aceitunas, como lo es el picante. Estos dos atributos, junto con el frutado, están presentes, de forma equilibrada, en los mejores aceites de oliva virgen extra.

-¿Por qué se dice que el aceite de oliva es saludable?

El aceite de oliva es fuente de ácidos grasos monoinsaturados que contribuyen a mantener adecuados niveles de colesterol en sangre. También contiene elementos antioxidantes (polifenoles y vitamina E).

-¿Qué es la acidez de los aceites?

La acidez, medida en ácido oleico, es la cantidad de ácidos grasos libres, expresados en este ácido. Es un parámetro químico que, junto con otros, ayuda indicar en qué categoría de aceite de oliva se encuadra cada uno de ellos. Así por ejemplo, para los aceites de oliva virgen extra el máximo de acidez permitido es 0,8%, mientras que para los aceites de oliva vírgenes, el valor máximo es de 2%. Son valores fijados por ley que deben cumplir todas las marcas que se comercializan.

-¿Se puede freír con aceite de oliva?

Por supuesto. El aceite de oliva es la grasa más indicada para la fritura puesto que tiene el punto de humo más alto de todos los aceites comestibles (degrada a 210 grados centígrados) y se mantiene estable a temperaturas mucho más altas. Los beneficios de aceite de oliva se ponen especialmente de manifiesto cuando freímos a altas temperaturas, entre los 130 y los 180 grados centígrados. A esta temperatura, el aceite de oliva crea una capa superficial fina y consistente, crujiente y dorada que impide que el alimento absorba más aceite, al mismo tiempo que permite que éste retenga toda su jugosidad, resultando alimentos mucho más apetitosos, y sin disminución su valor nutritivo.

-¿El aceite de oliva virgen extra pierde sus propiedades cuando se calienta?

No. Lo que ocurre es que se evaporan algunos de sus componentes minoritarios, los que le otorgan esa excelencia de aroma y sabor, por lo que su intensidad podría verse disminuida. En comparación con otras grasas vegetales o animales es la que mejor soporta las altas temperaturas.

 

Fuente: Hola.com

Compartir en:Email this to someoneShare on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+